Vida sinViolencia

El proyecto Vida sin Violencia está integrado por dos grandes componentes: prevención y atención. La mencionada campaña (#VisteaLaViolencia) multimedia forma parte del primer componente de Vida sin Violencia. Esta campaña, ejecutada entre 2018 y 2019, también contó con la participación de los ministerios de Justicia y Comunicación. La campaña, en 2018, llegó a 80 municipios del occidente de Bolivia —Cochabamba, La Paz, Potosí y Chuquisaca— y se hizo realidad gracias al trabajo desarrollado, de manera conjunta y horizontal, por los actores locales: representantes de los gobiernos municipales, la ciudadanía y medios de comunicación de esas regiones. #VisteaLaViolencia, como su nombre indica, recurrió principalmente a las plataformas del mundo digital. Esta decisión obedeció al hecho de que los usuarios más jóvenes son consumidores masivos en este mundo. .

La estrella de la campaña

La campaña de prevención de noviazgos violentos se hizo realidad en diferentes formatos: el más llamativo e innovador de estos fue una aplicación para teléfonos móviles, disponible en las tiendas digitales (App Store y Play Store), denominada:

AMOR SIN TEMOR.
AMOR SIN TEMOR es un juego interactivo digital pensado para la diversión y reflexión de adolescentes y jóvenes; a partir de los 13 años.
Mientras usuarios y usuarias se entretienen con el juego, tienen la posibilidad de transformar sus pensamientos e ideas. El juego interpela, informa y, a la par, ayuda a tomar conciencia sobre la realidad y los riesgos que conllevan las relaciones tóxicas de pareja para las personas que aún están desarrollando su personalidad.
AMOR SIN TEMOR se juega en tres niveles; cada fase tiene un nombre que sirve para fortalecer la temática:
• Nivel 1: MITOS DEL AMOR ROMÁNTICO
• Nivel 2: NOVIAZGOS VIOLENTOS
• Nivel 3: CONSTRUCCIÓN DE RELACIONES LIBRES DE VIOLENCIA

CAMPAÑA RADIAL VISTEA A LA VIOLENCIA

Herramientas

El juego fue conocido por los navegantes digitales a través de redes sociales; como Facebook o Instagram. #VisteaLaViolencia demostró que, a la par de pasar un buen rato, las personas también pueden dedicar su tiempo a reflexionar en ideas que les ayuden a modificar sus actitudes y atisbar una forma de vida diferente. El complemento ideal para la App fue la promoción de mensajes de fácil acceso: videos cortos, de un minuto de duración, y memes; estas herramientas ayudaron a consolidar las ideas que están a favor de las relaciones igualitarias y desnudaron los pies de barro que soportan a los noviazgos violentos. Soporte mediático Paralelamente, los promotores del proyecto Vida sin Violencia impulsaron la realización de campañas de comunicación en los 80 municipios mencionados. Para ello, apoyaron la realización de iniciativas creadas, impulsadas y ejecutadas por comunicadores y comunicadoras locales; principalmente expertos en lenguaje radiofónico y/o televisivo. Desafío 2019 En el segundo año de ejecución de la campaña, las acciones continuaron y, a la par, abrieron espacio al mayor potencial de la juventud: la creatividad. Los jóvenes crearon cortos audiovisuales o compusieron fotografías que relataban historias en contra de los noviazgos violentos, en los mismos departamentos: Cochabamba, La Paz, Potosí y Chuquisaca. Además, los jóvenes tuvieron la oportunidad de aprovechar sus dotes artísticas y “reescribir” canciones que tenían letras violentas o promovían los estereotipos de género con versos innovadores y que demostraban que el amor con respecto, comunicación e igualdad es posible.