Solo bastó un empujoncito.

Bastó un “empujoncito” para que los jóvenes de Viacha mostraran de qué están hechos. Desde 2016, diferentes actores de este municipio paceño están ocupados en poner en marcha un programa de generación de empleo y apoyo a los emprendimientos de los chicos y chicas del lugar. Cuando el Gobierno Municipal, en alianza con otras organizaciones de la sociedad civil, inició el programa, los chicos y chicas se sumaron a la iniciativa con bríos. No titubearon en incluir sus propias visiones sobre esta temática y tampoco dudaron en compartir sus temores por la falta de oportunidades de trabajo o los abusos a los que eran sometidos, cuando les faltaba experiencia en alguna actividad.
Los chicos y chicas de Viacha, de entre 15 y 29 años, representan a casi el 30 por ciento de la población. Ellas y ellos se sumaron a la convocatoria municipal y, en el camino, aprendieron diferentes técnicas para conquistar sus propios logros y transformarse en ciudadanos independientes y autosustentables.

Ch’ama Wayna (Fuerza joven)

El programa municipal se llama Ch’ama Wayna (Fuerza joven, en aymara) y corresponde a una iniciativa impulsada por Solidar Suiza y la organización Brücke Le Pont. Al inicio del programa, en 2016, el alcalde Delfín Mamani comentó: “El proyecto Ch`ama Wayna lo está llevando adelante la Unidad de Gestión de la Juventud, en coordinación con la Dirección de Planificación. Este proyecto tiene el objeto de generar condiciones para que la juventud de Viacha pueda proyectarse a un empleo digno. Vamos a articular a todos los sectores sociales y organizados. Además, vamos a tener la participación directa del gobierno municipal, para que podamos debatir esta importante política y planificar la apertura de empleos para los jóvenes de Viacha”. Con el paso del tiempo, las palabras de Mamani se hicieron realidad. A la fecha, el programa contribuyó a que 80 jóvenes accedieran a empleo digo y/o desarrollasen emprendimientos sostenibles. De este total, 48 son mujeres (60 por ciento) y los 12 restantes, varones. Como meta final, los impulsores del programa se han propuesto garantizar 200 empleos dignos en este municipio. El estamento joven de Viacha, de entre 15 y 29 años, representa a casi el 30 por ciento de la población.

Ch'ama Wayma - Mesa de diálogo sobre el empleo juvenil

“Recibí conocimiento y capacitación en los cursos”

La ruta por el derecho al trabajo: empleo digno y capital semilla

El programa Ch´ama Wayna se puso en marcha con la participación de las instituciones citadas y otras organizaciones de la sociedad civil.

En primera instancia, las y los organizadores del programa constituyeron las Mesas de diálogo multiactor por el empleo y los emprendimientos juveniles. Las mesas incluían a representantes de diversas entidades públicas y privadas y a los propios jóvenes, quienes desde sus experiencias, intereses y competencias generaron lo que se conoció como agendas de responsabilidad compartida (ARC).
Entre otros logros, estas agendas sirvieron para definir de qué manera, serían capacitados los jóvenes para, en primera instancia, obtener trabajo o, en segundo lugar, cómo podrían desarrollar emprendimientos productivos en diferentes áreas: repostería, costura, artesanías, manualidades y un sinfín de ideas.
Las técnicas
Una vez definidas esas condiciones, el Ch’ama Wayna inició dos procesos de capacitación paralelos: uno para quienes estuvieran interesados en buscar algún empleo, otro para formar a quienes quisieran nadar en las aguas profundas y siempre atrayentes del emprendimiento.
En estos procesos se inscribieron 60 muchachos, divididos en dos especialidades: 30 mejoraron sus conocimientos para insertarse en el mercado laboral y convencional y, los otros 30, en el desarrollo de iniciativas propias. Los cursos de formación duraron cinco meses.
Los jóvenes capacitados realizaron pasantías en empresas asentadas en la zona. Por ejemplo: Incerpaz, varios de ellos obtuvieron empleo fijo. En cuanto a los emprendimientos, un buen número hizo realidad su sueño de administrar un “negocio propio”.
Pilares
La estrategia del Ch´ama está asentada sobre cuatro pilares: • Generación y establecimiento de un espacio de diálogo, concertación y acuerdos —mesa de diálogo— por el empleo juvenil.
• Empoderamiento de jóvenes y de sus organizaciones, para fortalecer la capacidad de propuesta de las organizaciones juveniles y para desarrollar las capacidades “blandas” y técnicas (emprendedurismo) de las y los jóvenes.
• El Gobierno Municipal mejoró sus capacidades de relacionamiento con los programas nacionales de empleo. Por ejemplo: el Programa de Apoyo al Empleo (PAE), del Ministerio de Trabajo, y el Plan de Generación de Empleo (PGE), del Ministerio de Planificación.
• Comunicación y activismo cultural, para introducir la temática del empleo juvenil en la agenda del municipio, para que los y las jóvenes, las autoridades, los empleadores y la sociedad en su conjunto conozcan y hablen sobre el empleo juvenil.